Manual de vacaciones #SinFiltros

El hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra… pero es que tú y yo nos comemos de morros el Peñón de Gibraltar cada vez que llegan las vacaciones.    

 Todos los años fantaseamos con un lujo imposible-exclusivo y todo incluido… 

… Y, al final, acabamos con una maleta hasta arriba de clichés vacacionales que ni pasaría el filtro Ryanair: colas a 40º a la sombra para el chiringuito, playitas donde no cabe ni el palo de la sombrilla, 45 minutos buscando aparcamiento cerca de esa calita “secreta” que resulta estar más llena que la boda de Lolita…

Así que esta vez nos hemos marcado un manual de no te menees para irse de vacaciones sin que te den ganas de buscar a Nemo en el fondo marino y no volver más a tierra firme.

Paso #1. Las fechas: la temporada alta son los padres 😶‍🌫️

Los vacacionistas veteranos te dirán que mejor pillarse vacaciones en septiembre o junio. Que todo es más barato, que no queda tanta peña, que no hace tanto calor…   

Spoiler alert: esto mismo lo piensan 47 millones de personas. A estas alturas de la vida, todos los días son temporada alta… así que píllate las vacaciones cuando te venga guay a ti.

Paso #2. El destino: menos wanderlust, más “turistas somos todos” 🤠

No hay mayor mito que los destinos sin turistas de riñonera, sandalias y “moreno” albañil. Es más ya estés de conexión espiritual en India, tomando el freso por Soria o de destinos exóticos… si no encuentras guiris…el guiri eres tú 🙃.    

Mejor deja de buscar destinos que desvirgar y elige según el mood que necesites: playeo, mochileo, farra, desconexión total, reencontrarte con colegas…

Paso #3. La maleta: como la Martirio, arreglá pero informal 🤔

Bañadores, gafas, chanclas… un libro; bueno no, mejor dos por si acaso. Zapatillas por si te da por correr, abrigo por si refresca…   

Hacemos maletas como si nos fuéramos a mudar y empadronar debajo de una sombrilla. ¿Qué no te cabe nada y Ryanair te echa la bronca? Bueno, entonces igual hay que marcarse un Mari Kondo… o pillar una maleta más grande.   

Eso sí: el kit para lucir pibón hasta arriba, porque se puede ir casual pero no con mala cara por la vida (o eso dicen). Y que no te falte la cremita solar en una mano y el mojito en la otra.

Paso #4. Vayas donde vayas, el postureo no falla 😏

Instagram estos meses parece un anuncio de agencia de viajes: compañeros de la uni en Tarifa, compi de curro haciéndole un reportaje al buffet del hotel, tu primo retransmitiendo en directo su roadtrip por Portugal…   

¿Lo que no sale en la foto? El madrugón para aparcar en la playa, las paredes del hotel de cartón que no dejan nada a la imaginación (sí, sí, lo hemos escuchado todo) o el cabreo cuando te pierdes con la caravana y no te encuentra ni Google Maps.

Paso #5. El planning: cuando necesitas unas vacaciones de las vacaciones 😌

A los que pasáis de estar hasta arriba de curro a estar hasta arriba de actividades, excursiones y una to-do list: tenemos que hablar.   

La idea es que puedas disfrutar sin ir como potro desbocado por todas las listas de Google del palo “todo lo que tienes que ver en la Conchinchina en 48 horas”.   

¿Nuestro consejo? Planifica los mínimos para cumplir TUS expectativas (ej. una paella a las 15:00) y aún así sobrevivir. Para todo lo demás: declárate en huelga de ti mismo, tírate a la bartola (y lo que surja), déjate llevar por el dolce far niente, échate una siesta de esas que te dejan la almohada llena de babas y vive tus vacaciones como si estuvieras en un eterno juernes.

Paso #6: La vuelta: el lunes empiezo… la depre 🥴

La verdad por delante, todavía no hemos encontrado remedios para esto.   

Nos ponemos nostálgicos deshaciendo la maleta, mirando la galería del móvil como si nos fuera a llevar de vuelta cual gorrocoptero… y haciendo de tripas corazón para no buscar jarana cada vez que alguien nos suelta un “pues no te has puesto tan moreno”.   

¿El único consuelo que nos queda?   

Sufriremos un poquito contando los días para la próxima… pero hasta entonces vamos a disfrutar con mucho gusto de esta carita con efecto “qué bien te han sentado las vacaciones” que se nos ha quedao… y sin tener que bañarnos en After Sun. 😜💦  

PD: Y, cómo no, el post de esta semana viene patrocinado por nuestro Handsomefyer Sun, la cremita todo-en-1 con protección solar del 50 para atraer miradas en tus planes al sol sin acabar más quemado de Freddy Krugger.

Handsomefyer sun

 Cremita todo-en-1 para planes al sol. Oculta poros, suaviza arrugas, hidrata, iguala el tono de piel y SPF 50.

Related Posts

El Tinderazo de las cremitas Siwon
Hay muchos peces en el mar y muchas aplicaciones donde pescarlos; con caña, arpón o red de arrastre. Pero si hay una ...
Read More
El lunes empiezo… la guerra contra la operación bikini eterna
Ponerse repibón parece chupado cuando ex-gordos convertidos en gurús del fitness te bombardean con dietas milagro: la...
Read More
Sostenibilidad y cremas: chistes verdes cosméticos o el chiste de la cosmética verde
Con la excusa del Día de la Tierra te queremos contar nuestro punto de vista 100% personal, subjetivo y amparados en ...
Read More