Sostenibilidad y cremas: chistes verdes cosméticos o el chiste de la cosmética verde

Con la excusa del Día de la Tierra te queremos contar nuestro punto de vista 100% personal, subjetivo y amparados en la autoridad que nos da… nuestro nepe al respecto: 

  • La industria cosmética tiene una asignatura pendiente con la sostenibilidad 

  • Muchas marcas, con la excusa de la sostenibilidad, se pasan de frenada y juegan al parchís (se comen una y cantan 20) a posta (para vender más) o, mucho peor, porque se acaban creyendo su propia historia de salvación tipo Capitán Planeta
     
  • Eso acaba dejándonos mal a todos los que hacemos cremitas porque la gente desconfía 

  • Nosotros creemos (y predicamos) en una sostenibilidad más de lerele que de lirili, de acciones en bajito que de pegatinas gritando en botes, de impacto y no de slogan,... sostenible y no INsostenible

La industria cosmética (y, en general, cualquier cosa que tenga la palabra ‘industria’ asociada) CONTAMINA. 

Es así.   En el caso de la actividad de marcas como la nuestra, este es el Top 5 de enemigos que más fastidian a la madre Tierra:    

  • Producción de plástico. 📦 Se calcula que la industria cosmética produce 120 mil millones de envases y packaging de plástico no reutilizables al año, además de otros chismes como aplicadores, esponjas, tubos….   

  • Producción de CO2. 💨 Si fabricas y mueves cosas, produces CO2. En cosmética eso va desde los ingredientes, a los envases, al transporte a tu casa…  

  • Consumo de agua. 💦 No es solo la cantidad de agua que acaba en tu hidratante, sino los litros que se utilizan para los cultivos de ingredientes ‘naturales’, en las fábricas, …   

  • Cultivos intensivos. 🌱 Hay ingredientes que por muy naturales y ecofriendly que parezcan (karité, aceite de rosas, bakuchiol) hacen un daño enorme a mama Earth explotando los suelos por encima de sus posibilidades.  

  • Y el ingrediente más tóxico de todos: el greenwashing.

Green is the new black (o soy verde por el postureo)

Pues eso. Que como la peña es más consciente ahora que en época de nuestros abuelos de la sostenibilidad, las marcas de cosmética han reaccionado… y alguna se pasa de frenada: 

  • Hacen pasar por ‘sostenibilidad’ palabras como vegano, natural o bio… cuando nada que ver… 

  • Llenan estanterías con slogans tipo toxic free, cruelty free y sin conservantes ni colorantes como los yogures, que no significan absolutamente nada 

  • Anuncian a bombo y platillo que colaboran con aldeas en África para cultivar ingredientes exóticos… sin hablar del impacto medioambiental de los cultivos o de cuánto CO2 se gasta en transportarlo a España… 

  • Contratan al modelo de y dicen que limpian los mares… mientras que aprietan a sus proveedores hasta dejarlos 100% exprimidos y sin capacidad económica.

Vamos…. todos más defensores del medio ambiente que Greta Thunberg cuando tiene el día cruzado… y sacando la misma nota en ‘ecología’ que la propia Thunberg en selectividad…   

Con todo ese jaleo, la peña se cansa y levanta la ceja 🤨   

Hay estudios que dicen que el 70% de los consumidores,... como que no se acaban de creer del todo que las marcas de cosmética vayan de abanderadas de ninguna causa social. #LoTenemosMerecido. 

Nuestro rollo: menos lirili, más lerele.
En Siwon nos ponemos verdes 

Dejando de hablar de otros… ¿Cómo nos aplicamos el cuento entonces a nosotros mismos? 

No pretendemos dar lecciones de nada a nadie, solo contarte cómo traducimos nosotros la ‘sostenibilidad’ a la parte que nos toca:   

  • La sostenibilidad es “boina”= funda-mental. Sin eso, no nos hubiéramos metido a jugar al mundo de las cremas. Es lo lógico, lo razonable, lo normal. Tampoco da para hacer hype de eso hoy en día. Es como si saliéramos a la calle a pregonar que tratamos bien a la peña o que cumplimos la ley… pues no esperamos menos, oiga   

  • Abrazamos la química verde: que va más de un uso eficiente y eficaz de los recursos y de minimizar los residuos intermedios en los procesos de fabricación… que de rayarse con si un ingrediente es de origen natural o químico.   

  • Comunicando toxic-free. No son los ingredientes lo que hace daño en cosmética sino las palabras engañosas. Por eso preferimos contarte las cosas a lo sencillo y admitiendo, cuando las tenemos, nuestras cagadas.   

  • Currándonos un modelo sostenible 360º. Porque un negocio… o es sostenible… o no es. Y sostenible, para nosotros, implica dinero en la cuenta a final de mes… y también hacer las cosas bien (pagando de manera justa a proveedores, no fastidiando al planeta ni a nadie, neteando nuestra huella de carbono, ...).   

  • Practicando un hedonismo responsable. Porque estamos cansaditos de sentirnos mal cuando se nos olvida la bolsa de felpa al ir al súper. Creemos que es posible que puedas darte un baño o disfrutar de cómo se siente una crema sin que te tengas que preocupar de estar arruinando el Planeta.

PD: sí, que también plantamos árboles en los picos de Europa para cancelar nuestro CO2 y estamos currando para que el packaging sea cada vez más sostenible…  

Pero hoy el tema va de ir más allá de los titulares fáciles de periódico.  

Si nos compras, que sea porque te apetezca… que nosotros ya por detrás haremos lo necesario para expandir karma puntos positivos hasta donde dé. 



We do cool right,
Siwon

Related Posts

El ritual japonés del Oosouji - limpia tu casa y vida para que se vengan cositas
El Oosouji es el ritual ancestral japonés de la ‘gran limpieza’ antes de entrar en una nueva etapa o ciclo.     Tu ...
Read More
Procrastina hoy lo que puedas hacer maña...
¿Quieres que te contemos nuestro chiste favorito sobre la procrastinación? Te lo contamos luego…   (necesitábamos ...
Read More
Guía de supervivencia para la fiebre primaveral
Ha llegado LA PRIMAVERA. La trompetera, la flower-power y la de las alergias como penitencias. Cuando el calendario...
Read More